Ataque a un cuartel holandés, 1641

La etapa final de la Guerra de los 80 Años se caracterizó por dos tipos de acciones: los asedios y las escaramuzas. De vez en cuando, también se producían ataques por sorpresa sobre destacamentos aislados o cuarteles. Este es el caso que se trata a continuación.

Andrea Cantelmo

Retrato de Andrea Cantelmo (Österreichische Nationalbibliothek).

Flandes, 1641

Las campañas de 1640 a 1645 se centraron, por parte holandesa, en romper la barrera defensiva que unía Hulst, Gante y Brujas, y poder así penetrar en el corazón de Flandes. En 1641, después de conquistar el castillo de Gennep en la confluencia entre los ríos Mosa y Niers, el ejército holandés embarcó en Rammekens y desembarcó en el fuerte de Filipina (Philippine), próximo a Terneuzen, para tratar de avanzar hacia el interior siguiendo el canal de Zutteleye. El general de artillería napolitano Andrea Cantelmo, que tenía a su cargo la defensa de la costa entre Gravelinas y Amberes, movilizó varias compañías de infantería valonas e inglesas al mando del coronel Morgan y cerró el paso. El príncipe de Orange, que comandaba a los holandeses, decidió no seguir adelante y acuarteló su infantería en Ijzendijke y su caballería en Boekhoute.

Cantelmo recibió un refuerzo de 8 compañías de infantería española y 17 de caballería al mando del conde Paul Bernard de Fontaine. Hombre versado en la orografía del país, al ver aumentar de forma considerable sus efectivos, Cantelmo pensó en emprender alguna acción contra los holandeses. Tras cercionarse por medio de sus espías y confidentes de las posiciones que ocupaban los hombres de Orange, el napolitano trazó un ataque sobre un cuartel aislado entre Watervliet y Boekhoute. La empresa era difícil, pues el susodicho cuartel estaba sentado en un terreno pantanoso que dificultaba cualquier ataque. Los oficiales bajo el mando de Cantelmo trataron de disuadirlo de emprender la arriesgada operación, pero el napilitano se mantuvo firme y reunió 600 infantes y 1.000 caballos en el puesto avanzado de Assenede. El comisario general Pedro de Villamor comandaba la caballería, mientras que la infnatería obedecía las órdenes del maestre de campo valón Monsieur de Granges.

Ataque cuartel 1641

El escenario de operaciones, según un fragmento del mapa Flandriæ Teutonicæ pars orientalior, de Joan Blaeu (1645).

El príncipe de Talmont (Grabado de Pierre Daret).

El 24 de septiembre de 1641, al anochecer, los 1.600 efectivos destacados para el golpe se pusieron en marcha y vadearon el canal de Zutteleye. A dos leguas del cuartel, Cantelmo dejó una emboscada de 300 carabinos al mando del sargento mayor Brüle, por si aparecía una fuerza enemiga a sus espaldas. Al ataque comenzó con la infantería católica, al mando del italiano Vittorio Pegolotti, acometiendo la estacada del cuartel y desbaratando a los mosqueteros holandeses de guardia. La caballería española, al mando del comisario general Luis Cairo, entró la plaza de armas sembrando el caos entre los soldados enemigos que dormían a pierna suelta. En pocos minutos, el cuartel estaba en poder de los atacantes. Las víctimas pertenecían al regimiento de caballería de Henri Charles de La Trémoille, príncipe de Talmont, un jovencísimo noble francés que servía a los Estados de Holanda desde 1638. Los hombres de Cantelmo mataron a 30 enemigos, apresaron 72, cinco de ellos oficiales, y tomaron 100 caballos. Al amanecer, se encaminaron hacia Sint-Laureins con un cuantioso botín.

La Trémoille, que combatió luego bajo el príncipe de Condé, explica en sus memorias, publicadas en 1767, en Lieja, por J.F. Bassompierre, los avatares que condujeron al revés de sus tropas. El joven coronel estaba ausente por enfermedad, y su lugarteniente no estuvo a la altura, parece dar a entender:

Après la prise de Genep, mon Régiment fut mis dans un quartier fort avancé & fort périlleux. M. le Prince d’Orange vint me visiter, & me donna de l’Infanterie pour le garder. Pendant quatre jours que j’y fus, je demeurai toutes les nuits à cheval, & je pris toutes les précautions possibles pour éviter d’être surpris. Cette fatigue me causa une grande maladie, qui m’obligea de me faire transporter à Bergues; & deux jours après que je fus partis, mon Major fut enlevé avec trois Compagnies de mon Régiment, dont la mienne étoit une : mon Lieutenant & lui,demeurerent prisonniers. Ce fut Dom André Cantelmo, Général en chef des Troupes Espagnoles, dans les Pays-Bas, après la mort du Cardinal Infant, qui fit cette expédition.

El Mercure François escribió que “Cet eschec n’estoit pas fort considerable au Prince d’Orange”. Sin embargo, Orange abandonó sus propósitos de asediar Hulst; mandó levantar sus cuarteles, empacar los bagajes, y con todo el ejército se retiró al fuerte Filipina, donde reembarcó de regreso a Holanda. El veneciano Gualdo Priorato extrajo la conclusión que el ataque fue una “attione ch’obbligò l’Oranges a ritirarsi, e tanto più volontieri quanto che desiderava protesti per non secondari l’empresa di francesi”. Es decir, que Orange desistió de asediar Hulst tanto por la resistencia que encontró como por la falta de apoyo del ejército francés. Una simple escaramuza bastó para disuadir a un comandante veterano de proseguir una empresa de importancia.

Bibliografía:

  • Gualdo Priorato, Galeazzo: Historia Delle Guerre Di Ferdinando Secondo, e Ferdinando Terzo Imperatori, e del Rè Filippo Quarto di Spagna. Contro Gostavo Adolfo Rè di Svetia, e Luigi XIII. Rè di Francia. Successe dall’anno 1630. sino all’anno 1636. Venecia: Bertani, 1648.
  • Palma Cayet, Pierre Victor; de Rochebonne, Chateauneuf : Le Mercure françois, ou, la Suitte de l’histoire de la paix, commençant l’an 1605, pour suite du septenaire de Cayet, continué par J. et Est. Richer jusqu’en 1645 et par Eus. Renoudot jusqu’en 1649. París: chez Jean [et Estienne] Richer, 1647.
  • De La Trémoille, Henri Charles: Mémoires de Henri Charles de la Tremoille, prince de La Tremoille. Lieja: J.F. Bassompierre, 1767.
Anuncios

2 comentarios

  1. Agradecerte tu trabajo y el de los demás blogueros que difundís y re-escribís la Historia

  2. Impresionante, enhorabuena por el trabajo. Gracias por difundir la Historia de España. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: